Proyecto Educativo

El Colegio Cervantes dirige su acción educativa, procurando la formación integral de la persona, tomando en cuenta que los educadores, los estudiantes y los padres forman una comunidad que persigue la transformación de la sociedad.

El trabajo que se realiza en el centro educativo promueve procesos de enseñanza-aprendizaje participativos y democráticos, donde sus miembros se comprometen a trabajar desde una dimensión de libertad, solidaridad, cooperación y criticidad. Los procesos educativos se desarrollan teniendo como propósito elevar la calidad, para formar personas plenas, armoniosas y responsables de su proyecto de vida, mediante la promoción de una educación en valores.

Nuestras acciones se desarrollan en el marco del respeto a la libertad de creencia religiosa, política, racial, condición socioeconómica y de género de los educandos, profesores y empleados. De acuerdo con ese pluralismo, todos los actores que interactúan en el centro, deben evitar la más mínima labor de propaganda en su interior.

La práctica pedagógica ha de garantizar la apertura al cambio, a los avances tecnológicos, científicos y artísticos, al desarrollo del ser humano y su potencial y a la capacidad de proponer metas y solución de problemas en la vida cotidiana.

La evaluación sistemática y constante acompaña todas las acciones que se desarrollan en el proceso educativo, para facilitar la toma de decisiones, detectar dificultades, obtener información de calidad y establecer correctivos.